Me resulta interesante el “tsunami” que se ha producido con el concepto “Transformación Digital” que ha arrasado cualquier rincón de los cuadrantes estratégicos de una empresa y de cada elemento de su cadena de valor. La sensación es bastante peculiar: es como si se hubiera descubierto la “piedra filosofal” de Harry Poter que va a solucionar la vida al entorno empresarial, algo impensable hasta ahora.

Y simplemente me parece poco acertado cómo se han lanzado de forma estrepitosa la obligación de transformarse digitalmente o morir en el mercado.

rawpixel
Read More →

Una de las cosas que más me sorprende en los entornos de emprendedores es la reticencia por parte de ciertos inversores a firmar un compromiso de confidencialidad. y la primera pregunta es ¿por qué? ¿qué les asusta para no hacerlo? ¿qué temen para no demostrar cierta confianza a un emprendedor, sobre todo novel, a la hora de compartir una inquietud, una idea con ellos?

 

El caso es que en una iniciativa con jóvenes emprendedores, muy novatos en el entorno emprendedor pero con una pasión desbordada por su proyecto, invité a un conjunto de inversores que conocía no tanto para que tuvieran el interés en invertir en algo, todavía en etapas demasiado tempranas, sino para explorar posibles oportunidades. A la hora de permitirles acceder a información del proyecto les solicité que firmaran un compromiso de confidencialidad (no es un acuerdo de confidencialidad con todas la cláusulas penales en caso de incumplimiento sino más bien una declaración de intenciones de escuchar pero demostrar cierta confianza a no difundir o utilizar aquello que escuchen) y cuál fue mi sorpresa cuando varios de ellos (todos no, al menos) se negaron a hacerlo por las excusas más peregrinas o sin ellas. Me pareció que éticamente todos deberíamos dar la confianza al emprendedor de que nos tomamos en serio su proyecto …


David Clode

Eso me hizo pensar y me puse a buscar argumentos a favor y en contra (obviamente por inversores) para poder entender el problema y curiosamente encontré varios artículos sobre ese tema, es decir que era una situación que más de uno se ha cuestionado.

Read More →

El término “crowd” se está poniendo de moda en nuestro idioma como prefijo en diferentes ámbitos (todos ellos anglosajones): “crowdsourcing”, “crowdfunding”, “crowdlearning” entre las más conocidas, y entre las que menos “crowd manipulation”.

Daria Shevtsova

En estos entornos, “crowd” simboliza la participación de la gente en una determinada actividad, así:

  • crowdsourcing” (https://es.wikipedia.org/wiki/Crowdsourcing) el fenómeno, acuñado por Jeff Howe en junio de 2006 en un artículo de la revista Wired “The Rise of Crowdsourcing” (“El ascenso del crowdsourcing”), por el que la gente participa en desarrollar un elemento concreto: un producto, un problema concreto, una aplicación software (normalmente lo hace de forma desinteresada) bien a través de una petición de una empresa (grande o pequeña) como por “motu propio” con el fin de resolver un reto social y/o tecnológico.
  • crowdfunding” es el mecanismo que permite financiar proyectos/productos con la colaboración de la gente en diferentes formatos: como donación (típicamente para proyectos de ONGs o proyectos sociales como aparecen en plataformas como Verkami), a cambio de regalos o primeras versiones del producto (como lo que suele verse en plataformas como IndieGogo o KickStarter) o a cambio de un porcentaje de la propiedad de la iniciativa (crowdequity) que es el modelo más seguido por los inversores privados.
  • crowdlearning”, como una forma de compartir los procesos de aprendizaje en un espacio común en los que los participantes (expertos o no)  comparten sus experiencias informalmente gratuitamente con el objetivo de mejorar las capacidades cognitivas de todos los involucrados.

hay más, pero con éstos ya nos acercamos al concepto de “Crowd-Incubation” que seguramente ya habréis deducido. Read More →

Blake Parkinson

Una de las dificultades que me he encontrado a lo largo de mi vida profesional gestionando equipos de trabajo es la coordinación de equipos ubicados en lugares distantes geográficamente, lo que podríamos llamar “equipos remotos”. Un ejemplo podríamos encontrarlo en la gestión de proyectos europeos donde un coordinador ubicado en un país tiene que dirigir la implementación de un proyecto (que puede haberlo o no co-diseñado con sus socios) con socios dispersos por la “orografia” europea. Este es el caso más típico donde no sólo la distancia es crítica sino las diferencias culturales (aunque las recomendaciones que incluyo pueden perfectamente aplicarse a equipos locales, para el caso de equipos remoto la comunicación es crucial)

En algunas ocasiones podemos ser capaces de elegir nuestro propio equipo pero en otras tendremos que aceptar personas en el equipo que no conocemos ni con las que hemos trabajado anteriormente con lo que la relación se complica. Read More →

No siempre es sencillo encontrar las mejores herramientas para ser productivo en la gestión de tus tareas y por ende de tu tiempo.

He estado durante bastante tiempo probando diferentes aplicaciones que me permitieran:

  1. Registrar cualquier tarea fácilmente (de corta o larga duración) sin tener que perder mucho tiempo escribiéndola, que me permitiera mostrarla en un calendario, asignarla a algún miembro del equipo y priorizarla.
  2. Poder registrar el tiempo incurrido en ella
  3. Poder llevar un seguimiento a unas actividades bajo una metodologia GTD (Getting Things Done) o simplemente eliminarlas una vez finalizadas porque no me interesaban mantenerlas.
  4. Integrarlas con mi correo electrónico para generar tareas a partir de un correo concreto sin tener que abrirlas a propósito para ello
  5. Que la combinación de las herramientas sea lo más barata posible.

Read More →