En ocasiones he escuchado las más diversas interpretaciones de lo que es un Parque Científico-Tecnológico, asociándose a elementos puramente físicos (infraestructuras) o incluso con poca diferenciación respecto a otros agentes como son las incubadoras o viveros de empresas. Cada agente tiene su lugar en el Ecosistema de Innovación y, por tanto, su relevancia y por ello he querido abrir esta reflexión al respecto.

Los parques científico-tecnológicos (PCT) son parte de las estructuras complejas multidimensionales ubicadas en territorios (de forma física o virtual) denominadas Ecosistemas de Innovación,  y cuyo objetivo es establecer una conexión eficiente y eficaz entre la región (el tejido empresarial, los centros de conocimiento, entes sociales,….)  con el Sistema Global de Innovación (SGI) a través de lo que podemos denominar: inno-conectores con carácter multidireccional y que, en última instancia, permitirán la creación de valor añadido y consecuentemente riqueza en el entorno.

El acceso  a los recursos necesarios(innovación, financiación, capital humano-talento-networking, infraestructuras, internacionalización, mercado, integración territorial y cultura científica)  para acelerar el crecimiento de una iniciativa empresarial les convierte, debido a su dinamicidad, en agentes brownianos de innovación.


Los PCT son idóneos, por una parte,  para favorecer la incubación de ideas y por tanto de creatividad (Thinkcubators) y su posterior puesta en el mercado, innovación,  a través de modelos de aceleración de negocio (BAM: Business Accelerator Model) y ello  requiere de una dedicación importante, una inversión en tiempo considerable en el seguimiento del proceso de incubación-crecimiento-consolidación.


Por otra, los PCT son un lugar ideal para facilitar las sinergias simbióticas entre las empresas ubicadas en su área de acción, es decir que la coopetición (cooperación + competición) de las empresas permite la generación de un valor superior así como el crecimiento de las mismas.


Los PCTs son entornos altamente creativos y por tanto motores de aprendizaje continuo (CLE: Continuous Learning Engines).

About Juan A. Bertolin

Me considero un “orquestador” para resolver retos a partir de la hibridación de soluciones independientes para alcanzar una solución final de alto valor añadido (donde el todo es mayor que la suma de sus partes). Desde 2006 estoy disfrutando apoyando a emprendedores y empresas a crecer, innovar, coo-petir, abrir nuevos espacios para la colaboración abierta y compartir, integrar la experiencia de usuario y las emociones en el co-diseño de nuevos elementos innovadores.

Post Navigation