El pasado 23 de Febrero tuve la suerte de presentar a Santiago Bonet en la Universitat Jaume I en la conferencia que dió con el título: Aplicación Web 2.0 Redes Sociales y Software Libre al entorno empresarial ¿Retienes o Compartes?


No pretendo resumir la charla, prefiero sugeriros que la veais vosotros mismos en YouTube, el caso es que mientras él iba  introduciendo a la audiencia en la importancia de la utilización de las Nuevas Tecnologías para mejorar la estrategia empresarial, yo iba tomando notas de lo que me iban sugiriendo sus comentarios.

Por una parte reforzó mi convencimiento en algunas de las “claúsulas” del Cluetrain Manifesto: el hecho que internet y las redes sociales son un mercado de conversaciones (la colaboradora de la campaña en internet de Barack Obama y asesora de nuevos medios de comunicación y marketing Rahaf Harfoush frente a los empresarios argumentaba: “no tengan miedo de internet y las redes sociales, en última instancia son solo personas charlando”, yo añadiría “intercambiando conocimiento, experiencia y nuevas ideas”), aunque -como bien dice Juan Freire– “el objetivo, no está en el mercado, es la propia conversación”

Se ha hablado mucho de la brecha digital, esa brecha que se identifica en muchos escenarios: la que existe entre nativos e inmigrantes digitales, la que existe en el sector empresarial español (fue simpático el comentario de Santiago en relación con el indicador del nivel de penetración de las TIC en una empresa: función del uso de papel), la que existe entre el supuesto mundo civilizado y el tercer mundo (recuerdo que el próximo 10-11 de Marzo se celebra en Málaga e-Stas, el Symposium de la Tecnologías para la Acción Social o el 8-10 Abril se celebra en La Granja de Segovia la Conferencia de “CIencia Contra la Pobreza”) y la educativa, y es precisamente internet quien hace más profunda (los chavales tienen acceso a más información que la que puedan proporcionar sus docentes quienes todavía utilizan papel para sus clases).

El apostolado de Santiago es duro sobre todo en un entorno en el que convergen tantas generaciones con tan diferentes estructuras (incompatibles en muchos casos). El cambio de paradigma, apoyándose en las Redes Sociales, del “Know How” al “Know Who” y al “Know Who is doing What” no es baladí sobre todo para una generación que le cuesta enviar su primer email. Quizás será necesario crear el “Decálogo para Dummies” de cómo pasar de Web 0.5 a Web 2.0. Bien es cierto, que un empresario que pretenda explorar este nuevo escenario (aunque ya no tan nuevo), cuando asiste a una conferencia como ésta puede salir con la pregunta: “Sí, lo he entendido … pero cómo y por dónde empiezo?“. Quiero decir con ésto, que alguien puede asustarse con la potencial infotoxicidad que puede padecer si se mete de lleno por primera vez en todas las redes sociales, twitter, lectores de RSS, etc… la ansiedad puede ser tremenda (y se lo que digo, cada vez necesito más tiempo para revisar correos, posts, etc..)

Por otra parte, y se lo pregunté a Santiago ese dia, para un empresario iniciado en el mundo de la Web 2.0, 3.0 y similares puede parecer que se mete en un mercado lleno de gente hablando al mismo tiempo, manteniendo miles de conversaciones y resultarle difícil discernir qué puede ser útil o no para su negocio. Fue contundente el video que mostró: “La Revolución de los Medios Sociales” (Vídeo original de @equalman (www.socialnomics.com) y remake en español de @noelalbertoroga)

¿Llegará a calar el mensaje de Santiago en el tejido empresarial de la Comunidad Valenciana? Quizás un buen agente que pudiera facilitar el camino a las empresas para aprender a apoyarse en las “Tecnologías Sociales“, un “long-way companion”, pudiera ser un Parque Científico Tecnológico como por ejemplo espaitec.

Es un buen momento para reflexionar.